Envíos gratis a partir de 120€

¿Cómo cocer y comer las cañaíllas?

El mar nunca dejará de sorprendernos y uno de los manjares que puedes servir en la mesa y disfrutar su increíble sabor son las cañaíllas. ¿Has oído hablar de ellas? Las cañaíllas son un tipo de molusco gasterópodo al que también se le conoce como caracola. ¡Te contamos cómo prepararlas!

¿Qué son las cañaíllas?

En algunos lugares las cañaíllas son todavía desconocidas, aunque probablemente las conoces con su otro nombre: caracolas de mar. Este molusco gasterópodo se caracteriza por tener un intenso sabor a marisco y es muy frecuente encontrarlo en Andalucía, siendo más típico en la región de Cádiz. Aquí, como en otras partes del sur del país, se sirven a manera de tapas.

Las cañaíllas no se sirven como plato fuerte, sino que, generalmente, son un excelente aperitivo que, además, resulta muy fácil de preparar. Basta con hervirlas y añadirles un poco de limón para darles un toque y sabor mucho más fresco.

Las cañaíllas se sirven con limón y a modo de aperitivo

En Mariscos Almeida puedes comprar ya las cañaíllas cocidas, así que solo tendrás que añadirles un chorrito de limón. ¡Están listas para servir a los comensales! Sin embargo, queremos contarte cómo cocerlas. El resultado dependerá de la frescura del producto, así como de su limpieza. Y es que la limpieza de las cañaíllas es también todo un arte porque pueden contener trazas de arena.

Las cañaíllas, al igual que los tradicionales caracoles, se comen de manera muy sencilla. Solo necesitas un tenedor o palillo para sacar la carne de la concha. Comer las cañaíllas también requiere de retirar una parte dura que no es comestible y dejar la parte más oscura que está al final de la carne y que suele quedarse adherida a la concha.

Receta de cañaíllas con limón

Una de las ventajas de las cañaíllas es que no necesitan una gran elaboración para poder disfrutar de un manjar exquisito. El tiempo de cocción ronda los 10 minutos y no requieren tampoco muchos ingredientes. En cuanto a la información nutricional de la receta, te contamos que una ración de cañaíllas tiene alrededor de 100 calorías. ¡Son perfectas para todos!

¿Qué ingredientes necesitas para prepararlas?

  • 500 gramos de cañaíllas frescas.
  • Sal gruesa.
  • Agua.
  • Hielo.
  • Limón.

El primer paso es lavar muy bien las cañaíllas para retirar la arena. Coloca las cañaíllas en un recipiente suficientemente amplio y cúbrelas con agua. Deja a remojo durante unos minutos y después, procede a enjuagar. Es necesario repetir el proceso varias veces, hasta que deje de haber restos de arena en el cuenco.

El paso anterior es solo una manera de quitar la suciedad superficial, el verdadero trabajo viene a continuación. Por su forma de caracola, las cañaíllas guardan arenilla en el interior y, para eliminarla, solo necesitas colocar abundante agua con sal en un cuenco y dejar el marisco a reposar durante unas tres o cuatro horas. Es importante cambiar el agua un par de veces hasta que esta quede suficientemente limpia. Como consejo, cuando vayas a hacer el cambio de agua, retira las cañaíllas con una espumadera para dejar la arena en el fondo.

Puedes comprar cañaíllas cocidas en Mariscos Almeida

Antes de poner a cocer las cañaíllas, es necesario darles un repaso con abundante agua y ahora sí, ¡están listas para cocer! Coloca el marisco en una olla y cúbrelas con suficiente agua. Nosotros te aconsejamos usar un vaso medidor, pues por cada litro de agua es necesario añadir 70 gramos de sal. Lleva la olla a fuego medio y deja que vaya cogiendo calor poco a poco.

Esta parte de la cocción es muy importante, pues el fuego lento permite que la carne salga de la concha y resulte más fácil de retirar al momento de comerla. Cuando el agua rompa a hervir, deja al fuego durante 10 minutos. El tiempo puede variar en función del tamaño de la cañaílla, pero nunca dejes más de 12 minutos.

¡Sirve a los comensales!

Mientras el marisco está al fuego, coloca agua, bastante sal y hielo en un recipiente suficientemente amplio. Es importantísimo que el agua esté muy fría para cuando retires las cañaíllas del fuego, ¿Por qué? Una vez que las cañaíllas estén cocidas y vayas a retirarlas de la olla, cosa que debes hacer con una espumadera, llévalas de inmediato al cuenco con hielo. El cambio brusco de temperatura no solo corta la cocción, sino que facilita el proceso de retirar la carne del interior de la caracola.

Deja el marisco reposar en el agua con hielo durante unos cuatro minutos, hasta que se haya enfriado. Ya solo te queda escurrir de nuevo y servir directamente, acompañando con una rodaja de limón.

Otros artículos que te pueden interesar

Propiedades nutricionales de las cigalas

Propiedades nutricionales de las cigalas

Además de su delicioso sabor, las propiedades nutricionales de las cigalas destacan por disponer, sobre todo, de proteínas de alta calidad. En Mariscos Almeida sabemos

consigue un 10% de descuento

Apúntate a nuestra Newsletter y obtén un 10% de descuento en tu primera compra.

×

Cuéntanos qué buscas por WhatsApp, pulsando sobre el avatar o envíanos un email a info@mariscosangelgonzalez.com

× Pedido a domicilio